El enfoque Heurística

Primero mencionemos cuál es el problema con el enfoque tradicional.

Toda actividad, privada o pública, está ligada a uno o más objetivos de comportamiento. Los negocios desarrollan productos y servicios con el fin de ganar la preferencia del consumidor, mientras que las entidades públicas diseñan políticas y programas para promover comportamientos deseables en los ciudadanos.

 

Al crear nuevos programas, productos o servicios (o rediseñar los existentes), las organizaciones más improvisadas se basan en el sentido común o intuición de quienes toman las decisiones. Las más serias recurren a información que recogen de sus usuarios, por ejemplo, a través de técnicas de investigación cualitativa y cuantitativa.

 

Sin embargo, aunque estas últimas son herramientas útiles, presentan limitaciones importantes:

Otorgan más peso a lo que las personas dicen (auto-reporte), en lugar de a lo que hacen (comportamiento observable).

Producen recomendaciones generales sobre qué se necesita hacer, pero no sobre cómo hacerlo.

Revelan insights interesantes, pero no necesariamente accionables.

Así, se genera una brecha o desconexión entre la investigación/conocimiento y las soluciones que se desarrollan. Ello, finalmente, se traduce en incertidumbre sobre el éxito de las mismas; el camino hacia la solución -y su impacto- está formado por una cadena de sospechosas especulaciones.

Heurística reduce la incertidumbre

 

Reconociendo que un reto central que enfrentan todas las organizaciones es el de reducir la incertidumbre en el desarrollo de soluciones, Heurística ha desarrollado el Método de Validación Progresiva (MVP). 

El MVP es un proceso de desarrollo de soluciones comprehensivo, el cual permite crear o rediseñar productos, servicios o comunicaciones que:​​

  • Respondan directamente a insights científicos sobre el comportamiento humano en general, y sobre el público objetivo en específico.

  • Se validen a través de pilotos experimentales, para así ofrecer evidencia empírica que respalde la solución más exitosa que nuestros clientes puedan escalar.

Está formado por tres etapas estrechamente vinculadas que, de forma gradual y acumulativa, permiten ofrecer la seguridad de que las soluciones desarrolladas e implementadas son las que tienen la mayor probabilidad de resolver diferentes objetivos o retos de comportamiento. Además de ser una herramienta, el MVP es una filosofía de trabajo que ofrece a nuestros clientes soluciones hechas a la medida, y con el mayor grado de certeza posible.

Únete a nuestra comunidad

  • Facebook - Grey Circle
  • LinkedIn - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

(+51) 956-288-742

Av. Javier Prado Este 476, San Isidro, Lima. Perú